La RIC podemos materializarla tanto en elementos nuevos (Inversión nueva) como en elementos usados (Inversión de continuidad).

Recientemente se ha efectuado una consulta vinculante a la Srta. AEAT (Nº 960/10 de 10 de mayo de 2010), que versa sobre la inversión en inmuebles usados. De ella se desprende que dicha inversión puede ser válida para materializar la RIC siempre que esta no se haya beneficiado anteriormente del régimen, con carácter general, excluyendo el valor del suelo que corresponda.

Esta limitación está establecida en el apartado 12 del artículo 27 Ley 19/1994, de 6 de julio:

12. La aplicación del beneficio de la reserva para inversiones será incompatible, para los mismos bienes y gastos, con las deducciones para incentivar la realización de determinadas actividades reguladas en el capítulo IV del título VI del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, y con la deducción por inversiones regulada en el artículo 94 de la Ley 20/1991.

Tratándose de activos usados y de suelo, estos no podrán haberse beneficiado anteriormente del régimen previsto en este artículo, ni de las deducciones para incentivar la realización de determinadas actividades reguladas en el capítulo IV del título VI del texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, ni de la deducción por inversiones regulada en el artículo 94 de la Ley 20/1991.

Podemos ver el texto íntegro de la consulta vinculante tras el salto.

Entradas relacionadas