La limpieza de los kernels obsoletos, es una tarea que solemos hacer cuando tenemos el grub cargado de entradas, o simplemente cuando nos damos cuenta de que tenemos  unos cuantos acumulados de anteriores actualizaciones, y necesitamos ese espacio para otros menesteres.

Wasesores.com

Las formas de limpieza para mí más aceptadas, por simplicidad y efectividad son:

1.- Vía comando (gracias a unixmen):

sudo apt-get remove $(dpkg -l|egrep '^ii linux-(im|he)'|awk '{print $2}'|grep -v `uname -r`)

2.- Vía Ubuntu Tweak (Navaja suiza para multitud de tareas del sistema):

Instalación:

sudo add-apt-repository ppa:tualatrix/ppa && sudo apt-get update && sudo apt-get install -y ubuntu-tweak

En la opción de Limpiador de paquetes, submenú “Limpiar kernels”. Borra paquetes, cabeceras y entradas del grub.

3.- Vía synaptic.-

Buscaremos los términos “linux-image” y “linux-headers”, y desinstalaremos los paquetes coincidentes.

4.- Vía tradicional, a consola como en el paso 1, pero paso a paso:
4.1.- Listamos los kernels del sistema:

sudo dpkg -l | grep linux-image

4.2.- Listar el nombre del kernel en uso (hay que saberlo porque este no se borra…):

uname -r

4.3.- Borrado manual “a la antigua“:

sudo aptitude purge linux-image-2.x.XX-XX-generic
sudo dpkg -l | grep linux-headers