Activos no corrientes mantenidos para la venta. Ejercicio práctico.

En esta ocasión, vamos a ver un ejemplo práctico de reclasificación de un activo empresarial, a una nueva circunstancia: Su clasificación como activo mantenido para la venta. En el ejemplo que vamos a tratar, se trata de un activo no corriente, ya que como hemos visto en aquella ocasión, cuando hablamos del activo corriente, su utilización no es para consumirse en el ciclo de la explotación, sino que sirve de infraestructura para el desarrollo de ésta.

ENUNCIADO:

El día 1-1-2020, la empresa decide desprenderse de sus antiguos ordenadores, que figuran en balance por 50.000 €, con una amortización acumulada de 30.000 €. Para ello, se estima que su valor razonable va a ser de 10.000 €.

SOLUCIÓN PROPUESTA:

Para calcular el deterioro, procedemos a evaluar:

  • El valor contable, como el precio de adquisición menos la amortización hasta la fecha:

50.000 € – ( 30.000 ) € = 20.000 €

  • El valor razonable, que es de 10.000 €

Deterioro = 20.000 € – 10.000 € = 10.000 €

Los asientos serán:

– Por el deterioro

Código Cta.Contable
Descripción
DEBE
HABER
691.X
Pérdidas por deterioro del inmovilizado material
10.000,00 €
291.X
Deterioro de valor del inmovilizado material
10.000,00 €

– Por la reclasificación de los ordenadores

Código Cta.Contable
Descripción
DEBE
HABER
5.X
Inmovilizado
10.000,00 €
2817.X
A. A. Elem. Equipos proc. información
30.000,00 €
291.X
Deterioro de valor del inmovilizado material
10.000,00 €
217.X
Equipos para el proc. información
50.000,00 €

Entradas relacionadas