Contabilidad, fisalidad, laboral y linux en Canarias.

Tributación de rendimientos del juego online. Ejemplos prácticos.

Tributación de rendimientos del juego online. Ejemplos prácticos.
Tributación de rendimientos del juego online. Ejemplos prácticos.
Rate this post

Vamos a tratar de esclarecer algunos casos prácticos donde vamos a tener que declarar los rendimientos del juego online, obtenidos a través de apuestas en internet, casinos en red, etc. Para ello, mostramos algunos ejemplos prácticos sobre tributación de rendimientos del juego online, que bien son aplicables a una amplio abanico de apuestas deportivas y juegos de mesa bajo plataforma online. Un nuevo negocio que capta cada día nuevos adeptos,

y es que lejos quedan ya los tiempos donde nuestros mayores permanecían sus buenas horas delante de aquellas máquinas tragaperras.

Las plataformas online algunos ejemplos.

Antes que nada, poner a colación la definición que la administración entiende plataformas online de juego:

Juego por medios electrónicos, informáticos, telemáticos e interactivos. Son aquellos en los que se emplea cualquier mecanismo, instalación, equipo o sistema que permita producir, almacenar o transmitir documentos, datos e informaciones, incluyendo cualesquiera redes de comunicación abiertas o restringidas como televisión, Internet, telefonía fija y móvil o cualesquiera otras, o comunicación interactiva, ya sea ésta en tiempo real o en diferido.

La normativa básica fiscal acerca del juego, estipula, hablando en lenguaje llano, que habrá que tributarse desde el primer euro ganado. A modo de ejemplo práctico, podríamos estar ante las siguientes tesituras:

Ejemplo 1.- Blackjack online.

Supongamos que durante 2018, jugamos 4 partidas de blackjack online la tercera hemos ganado 2.000 y en la cuarta hemos perdido 6.000 euros. El importe total será de -3.000 euros, es decir, pérdidas que como hemos de considerar como un conjunto, no tendremos que tributar por ellas, ni como hemos dicho, deducirnoslas de otros rendimientos en ningún periodo presente o futuro.

Ejemplo 2.- Obtención de ganancias a través de juego online o en red, que supere los 1.600 euros.

Se tendrán en cuenta las ganancias y pérdidas obtenidas en el ejercicio, año natural, resultando irrelevante, a estos efectos, si el contribuyente ha retirado o no las cantidades de la cuenta abierta con el operador de juego online.

Por tanto, habremos de tributar por esta cantidad en nuestro irpf, ya que, suponiendo que no tenemos ningun otro tipo de rendimiento, estos 1600 euros son el límite exento para no tener que presentar la declaración, en lo referente al bloque de tributación de rendimientos de capital mobiliario.

Ejemplo 3.- Apuestas a casinos online y ganas 3000 euros, pero con resultados de fútbol online pierdes 7.000 euros.

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 15 de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades, no tienen la consideración de gastos fiscalmente deducibles, entre otros, las pérdidas del juego.

Tener bien claro que las pérdidas solo entran en consideración para minorar los beneficios.

Ejemplo 4.- Un casino me regala 200 euros por una promoción al cargar la cuenta con 1.000 euros; el mismo año, me toca un iphone X en un concierto benéfico.

Caso A: Perdemos los 1.200 euros primeros.

En este caso, se nos valorará como especie el iphone X y tendremos que tributar por él íntegramente. No cabe deducirse las pérdidas del juego, ya que las ganancias, no provienen, valga la redundancia, del juego.

Caso B: Ganamos 5.000 euros con los 200 que nos regalaron.

El móvil tributará como en el apartado anterior; con respecto a las apuestas por casino, habrá que sumar además de la promoción de los 200 euros, los 5.000 obtenidos como beneficio. Por ser la cantidad superior a 1.600 euros, estaremos obligados a presentar declaración. Por superar los 300 euros, el casino estará tambien obligado a efectuar la pertinente retención en origen (dependiendo de la fiscalidad internacional aplicable).

Como se observa, es importante atender a lo que se entiende por juego, ya que por ejemplo, al hilo del ejemplo del móvil, no todo implica un riesgo de medios para la obtención de beneficios:

A efectos de lo previsto en el artículo 33.5 d) de la Ley del IRPF, se considerara aplicable la definición de juego a que se refiere el artículo 3.a) de la Ley 13/2011, de 27 de mayo, de regulación del juego, conforme al cual se entiende por juego toda actividad en la que se arriesguen cantidades de dinero u objetos económicamente evaluables en cualquier forma sobre resultados futuros e inciertos, dependientes en alguna medida del azar, y que permitan su transferencia entre los participantes, con independencia de que predomine en ellos el grado de destreza de los jugadores o sean exclusiva o fundamentalmente de suerte, envite o azar. Los premios podrán ser en metálico o especie dependiendo de la modalidad de juego.

Cuestiones generales sobre la tributación de las ganancias por apuestas online.

Algunos apuntes previos sobre esta nueva temática:

    • Las ganancias en el juego, se considerarán ganancias patrimoniales de la persona a quien corresponda el derecho a su obtención o que las haya ganado directamente. (Art. 11.5 de la Ley Irpf, modificada por la Ley 26/2014, de 27 de noviembre)
    • No obstante lo anterior, hay que matizar que de obtenerse pérdidas (o beneficios inferiores a éstas, siempre dentro del ejercicio que se trate), éstas no serán computadas como variación patrimonial, sino que son un simple rendimiento negativo que no se declara por ningún lado, ni sirve para minorar cualquier otro tipo de rendimiento distinto a los procedentes del juego (no genera crédito fiscal alguno).
  • Los premios obtenidos de la participación en casinos online, plataformas de póker online, y cualquier plataforma de juego de azar, ya se hayan obtenido de la forma tradicional o a través del juego on line, habrán de declararse como rendimientos en nuestra declaración de la renta. No existe límite exento, razón por la cual entrarían todas las ganancias procedentes de esta fuente, como si fueran por ejemplo dividendos de acciones o cupones de bonos corporativos.
  • No se computarán las pérdidas obtenidas en el período impositivo que excedan de las ganancias obtenidas en el juego en el mismo período; ello implica que compensaremos las ganancias con las pérdidas que hubiesen acaecido en el mismo ejercicio, tributando por el saldo positivo únicamente.
  • Están exentos de anterior los beneficios obtenidos de la participación en determinados juegos de carácter estatal (Loterías estatales, autonómicas, ONCE y Cruz Roja, que tributan a través de la D.A. 31, sobre el gravamen especial).
  • Caso de que el pagador del premio figure como retenedor, tal cantidad habrá de consignarse en la casilla 545 de nuestra declaración IRPF, a efectos de minorar la cuota íntegra procedente de tal ganancia.
  • Los premios de pequeña cuantía (hasta 300 euros), están exentos de retención en origen; ello no implica que no haya que incluirlos en el IRPF, sino que llevan esa pequeña retención que juega a favor del contribuyente minorando la cuota, como hablamos en el punto anterior.
  • Las ganancias del juego son a título personal, y por tanto, independientes del régimen matrimonial del contribuyente.

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, Esp. Contabilidad. Máster en Auditoría de Cuentas (1ª parte). Máster en Dirección de Negocios Internacionales. Máster en Planificación empresarial del medioambiente.

Entradas relacionadas

RECUERDE QUE

El único objetivo de este blog es meramente informativo y en ningún caso supone asesoramiento profesional. Los textos y cualquier otra información aquí publicada están destinadas a un uso meramente informativo y documental. El autor o los autores de este sítio, no se hacen responsables de posibles inexactitudes en el contenido, ni de posibles perjuicios por su utilización. Los únicos textos que tienen validez jurídica son los publicados en los Boletines y Diarios Oficiales.

Creative Commons License

×
Dudas particulares, sólo vía blog, para conocimiento de tod@s.