Contabilidad, fisalidad, laboral y linux en Canarias.

Reforma de la Ley concursal, 38/2011, que reforma la Ley 22/2003, Concursal.

Reforma de la Ley concursal, 38/2011, que reforma la Ley 22/2003, Concursal.
Rate this post

La Ley 38/2011, de 10 de octubre, de reforma de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, ya ha sido publicada, tras la maduración legislativa previa del proyecto de Ley de Reforma de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

[Actualización 23-11-2011] Corrección de errores de la Ley 38/2011, de 10 de octubre, de reforma de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

Las novedades principales de la siguiente Ley 38/2011, de 10 de octubre, de reforma de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, podrían resumirse en:

  • Mayor desarrollo de los denominados institutos preconcursales, ofreciendo a las empresas una solución más ágil y económica a sus crisis, a través de acuerdos de refinancia­ción que intenten conservar la actividad profesional o empresarial del concursado, bajo el principio de prevalencia de la actividad empresaria.
  • Se articulan diferentes medidas para que el proceso de llegar a una solución para a insolvencia no se retrase demasiado en el tiempo, (Concursos abreviados) y de esta forma, no se siga perjudicando al concursado y sus acreedores con la minoración del valor de sus bienes, de los cuales y a través de su realización, dependerá su cobro, que a su vez podría conllevar la eliminación de las posibilidades de garantizar su viabilidad redundando además en los costes del proceso.
  • Anticipación de la liquidación: Cambia la apertura de la fase de liquidación del concurso, lo que hace innecesaria la distinción entre liquidación ordinaria y liquidación anticipada. Ello permite tramitar de manera más rápida aquellos concursos en los que el deudor solicite la liquidación en los primeros momentos.
  • Se mejora el régimen de la publicidad registral del concurso y del Registro Público Concursal, incrementándose notablemente los instrumentos de publicidad de los concursos, con el fin de dotarlos de mayor transparencia y garantía para todos los sujetos que puedan verse afectados.
  • A igual propósito responde la consideración expresa de que los créditos nacidos tras la aprobación judicial del convenio han de ser, en caso de apertura posterior de la fase de liquidación, créditos contra la masa. Se trata con ello de favorecer la concesión de crédito a una empresa en fase de convenio y también como mecanismo protector de ese dinero nuevo que contribuye a la continuidad de la actividad.
  • Se le da mayor prioridad social, abordando de forma principal, las reformas introducidas por la Ley 35/2010, de 17 de septiembre, de medidas urgentes para la reforma del mercado de trabajo, en especial en relación con los expedientes de suspensión y reducción temporal de la jornada ordinaria diaria de trabajo. Se resuelven también las dudas jurídicas planteadas en torno a la calificación como créditos contra la masa de los créditos salariales e indemnizaciones en caso de despido o extinción de la relación laboral.
  • La articulación administrativa de la función concursal cambiará para adaptarse a los concursos rápidos, con 2 lineas fundamentales:
    – Extensión de los supuestos en los que la administración concursal está integrada por un único miembro para flexibilizar y economizar el proceso.
    – El reconocimiento de la persona jurídica como administrador concursal, en tanto que algunas de sus formas, como es la sociedad profesional, favorecen el ejercicio de esta función por una pluralidad de profesionales que cuenten con la necesaria formación y experiencia.
  • La responsabilidad por daños a la sociedad, ahora habrá de ser exigida necesariamente por la administración concursal, pudiendo existir además, la denominada responsabilidad concursal por el déficit de la liquidación.
  • Se refuerza el régimen de los concursos conexos, en especial, lo referente a los grupos de sociedades.

Artículo único. Modificación de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.
Descargar texto íntegro

Entradas relacionadas

RECUERDE QUE

El único objetivo de este blog es meramente informativo y en ningún caso supone asesoramiento profesional. Los textos y cualquier otra información aquí publicada están destinadas a un uso meramente informativo y documental. El autor o los autores de este sítio, no se hacen responsables de posibles inexactitudes en el contenido, ni de posibles perjuicios por su utilización. Los únicos textos que tienen validez jurídica son los publicados en los Boletines y Diarios Oficiales.

Creative Commons License

×
Dudas particulares, sólo vía blog, para conocimiento de tod@s.