Contabilidad, fisalidad, laboral y linux en Canarias.

Ley 32/2010, el “paro” de los autónomos.

El 06 de Agosto de 2010, se publicó en el Boletín Oficial del Estado la Ley 32/2010, de 5 de Agosto por la que se establece un sistema específico de protección por cese de actividad de los trabajadores autónomos.

El cese de actividad, habrá de ser total en la actividad económica o profesional y siempre que se hubiere dado de alta en el Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, pudiendo ser definitivo o temporal.

Una vez cumplido lo anterior, el recibo correspondiente de este Régimen Especial de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos ha de incluir la protección dispensada a las contingencias derivadas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales.

Llegados hasta aquí, la prestación incluye:

a)  Prestación económica por cese total, temporal o definitivo, de la actividad.

b) Abono de la cotización de Seguridad Social del  autónomo, por contingencias comunes, al régimen que le corresponda. Este abono será a partir del mes siguiente al del hecho causante del cese de actividad.

¿Cuáles requisitos hay que cumplir?

Estar en situación de alta y tener incluidas las contingencias profesionales

Haber cumplido el mínimo de cotización por cese de actividad (12 meses).

Estar en situación de cese de actividad, suscribir el compromiso de actividad y acreditar activa disponibilidad para la reincorporación al mercado de trabajo.

No haber cumplido la edad necesaria para poder solicitar pensión de jubilación, salvo que no haya cotizado el periodo necesario para poder hacerlo.

Estar al corriente en el pago con la Seguridad Social. Si no cumpliendo esto, se tuviese cubierto el período mínimo de cotización, se avisará al autónomo  para que ingrese antes de treinta días naturales.

Si se tienen trabajadores a cargo, deberá cumplirse con lo regulado en la legislación laboral.

¿Cuanto se está en situación de cese de actividad?

– Por motivos económicos, técnicos, productivos u organizativos cuando:

  1. Se obtengan pérdidas a través del ejercicio de la actividad, en un año completo, superiores al 30% de los ingresos o superiores al 20% en dos años consecutivos y completos.
  2. Ejecuciones judiciales por deudas de al menos el 40% de los ingresos de la actividad del ejercicio anterior.
  3. Exista declaración judicial de concurso que impida desarrollar la actividad.

– Fuerza mayor que produzca el fin de la actividad.
– Pérdida de la licencia que impida el ejercicio de la profesión.
– Violencia de género determinante del cese de actividad de la trabajadora autónoma.
– Divorcio o acuerdo de separación matrimonial.

Incompatibilidades

– Con el trabajo por cuenta propia y por cuenta ajena (excepto algunos trabajos agrícolas y medioambientales y mediante norma reglamentaria).

– Con la obtención de pensiones o prestaciones de la Seguridad Social, salvo las compatibles con el trabajo que dio lugar a la prestación por cese de actividad,

– Con las medidas de fomento del cese de actividad sectoriales o estatales.

¿Cuanto se cobra por el paro de autónomo?

El 70% de la base reguladora (promedio de las bases cotizadas durante los doce meses continuados e inmediatamente anteriores a la situación legal de cese). Ojo, estos cálculos pueden no ser completamente exactos o haber sufrido modificaciones desde que se realizaron. Utilizar solo de forma orientativa, [Actualización 29-10-2010] si bien existe una herramienta para calcular la prestación, que puede consultarse aquí.

PLAZO COTIZADO

MESES DE PRESTACIÓN

De 12 a 17 meses

2 Meses (4 para mayores de 60 años)

De 12 a 17 meses

3 Meses (6 para mayores de 60 años)

De 12 a 17 meses

4 Meses (8 para mayores de 60 años)

De 12 a 17 meses

5 Meses (6 para mayores de 60 años)

De 12 a 17 meses

6 Meses (8 para mayores de 60 años)

De 12 a 17 meses

8 Meses (12 para mayores de 60 años)

De 12 a 17 meses

12 Meses

Descargar el texto completo.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

RECUERDE QUE

El único objetivo de este blog es meramente informativo y en ningún caso supone asesoramiento profesional. Los textos y cualquier otra información aquí publicada están destinadas a un uso meramente informativo y documental. El autor o los autores de este sítio, no se hacen responsables de posibles inexactitudes en el contenido, ni de posibles perjuicios por su utilización. Los únicos textos que tienen validez jurídica son los publicados en los Boletines y Diarios Oficiales.

Creative Commons License