Contabilidad, fisalidad, laboral y linux en Canarias.

Facturar legalmente sin ser autónomo.

Facturar legalmente sin ser autónomo.

Que el autoempleo seguramente se convierta en la forma habitual de obtener ingresos, es algo que ya cada vez más gente va interiorizando; el escabroso tema del autónomo y su más que incómoda cuota mensual, es sobre lo que vamos a discutir hoy en esta entrada.

La cuota mínima de autónomo para el ejercicio 2016 es hoy por hoy de 267,04 € al mes lo más económico, es decir, sin ningún tipo de complementos adicionales del tipo cobrar paro o prestación por enfermedades comunes y otros menesteres.

No obstante, siempre se nos presenta la duda de esos trabajos pequeños, puntuales, de escasa cuantía o no tan escasa, pero que queremos que tengan el carácter de legal o es nuestro cliente el que nos comenta o exige que quiere un justificante con el que poder desgravarse el gasto subyacente.

Algunos aspectos a considerar para poder facturar legalmente sin ser autónomo.

  • El trabajador autónomo, para la Seguridad Social, es aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo.
  • La sujeción a lo anterior, por ende, requiere de habitualidad en las operaciones, de forma que la periodicidad de la facturación por dichas compraventas o prestaciones de servicios, no habrá de repetirse en periodos continuados.
  • La actividad profesional afecta, no podrá en ningún caso superar el límite del SMI (Salario Mínimo Interprofesional, 9.172,80 € anuales para el presente ejercicio 2016).
  • Para comenzar a ejercer, se ha de cursar el correspondiente modelo 037, a poder ser en un plazo de 30 días naturales desde el comienzo de la actividad.

Los impuestos y las retenciones de estas facturas del falso autónomo.

Si la actividad que se va a ejercer está sujeta a IVA / IGIC, las facturas emitidas deberán por tanto llevar reflejada la cantidad que se devenga al cliente en las mismas, indicando separadamente tanto la base, el tipo impositivo a aplicar sobre la o las mismas, y el importe final que se devenga en concepto de impuesto.

Se hará necesario, al igual que al inicio de la actividad profesional, cursar el correspondiente modelo en la Agencia Tributaria (Estatal / Regional). En Canarias, el modelo a presentar por esta eventualidad, es el modelo 400 en la Agencia Tributaria Canaria.

La diferencia entre el IVA / IGIC que hallamos cobrado a través de nuestras facturas emitidas y el recaudado a través de los pagos de nuestras facturas recibidas, deberá ser ingresada trimestralmente en la Agencia Tributaria respectiva mediante la presentación del Modelo 303 / 420, para el caso de la Comunidad Canaria. Teniendo también la obligación de presentar su correspondiente resumen anual (390 / 425).

Si además la actividad realizada tiene carácter profesional, a cuenta de lo que tendremos que tributar en nuestra declaración de la renta en el ejercicio siguiente al de facturación, deberemos practicar retención a cuenta del IRPF.

Dichas retenciones las informaremos trimestralmente en la mayoría de los casos a través del modelo 130, y conforme a los tipos establecidos para cada caso que puedes consultar en nuestra tabla de tipos vigentes del IRPF.

Dicho lo visto, cada vez más van saliendo formas más cómodas para poder minorar los costes de estructura necesarios para lo que es la práctica de actividades mercantiles sin entrar a constituir una empresa; la más común, para lo que es el coste más importante en la mayoría de los casos en los comienzos de actividad, es la tarifa plana para autónomos, que ya comentamos en su día.

Licenciado en Administración y Dirección de Empresas, Esp. Contabilidad. Máster en Auditoría de Cuentas. Máster en Dirección de Negocios Internacionales. Máster en Planificación empresarial del medioambiente.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

RECUERDE QUE

El único objetivo de este blog es meramente informativo y en ningún caso supone asesoramiento profesional. Los textos y cualquier otra información aquí publicada están destinadas a un uso meramente informativo y documental. El autor o los autores de este sítio, no se hacen responsables de posibles inexactitudes en el contenido, ni de posibles perjuicios por su utilización. Los únicos textos que tienen validez jurídica son los publicados en los Boletines y Diarios Oficiales.

Creative Commons License