Contabilidad, fisalidad, laboral y linux en Canarias.

Estado de Flujos de Efectivo (EFE)

Estado de flujos de efectivo (EFE).

Según el Código de Comercio, el estado de flujos de efectivo (EFE) pone de manifiesto, debidamente ordenados y agrupados por categorías o tipos de actividades, los cobros y los pagos realizados por la empresa, con el fin de informar acerca de los movimientos de efectivo producidos en el ejercicio.

Se trata de un estado contable que muestra el efectivo generado y su empleo en las actividades de operación, inversión y financiación. Englobaremos en lo llamado efectivo:

– Tesorería depositada en la caja de la empresa y los depósitos bancarios a la vista.

– Instrumentos financieros convertibles en efectivo y con vencimiento no mayor a tres meses, siempre que no exista riesgo significativo de cambios de valor y formen parte de la política de gestión normal de la tesorería de la empresa.

Aunque se trata de una nueva obligación legal, proveniente del NPGC de 2007, no será necesario cuando se formulen las cuentas anuales de manera abreviada, y se incorporará a los principales registros materiales de la contabilidad, completos o intermedios, que serán ahora:

1. Libro diario

2. Libro mayor

3. Libro de inventarios y cuentas anuales, integrado por los siguientes documentos

– Balance de sumas y saldos

– Balance de situación

– Cuenta de pérdidas y ganancias

– Estado de cambios en el patrimonio neto

– Inventario

– Memoria

– Estado de flujos de efectivo

El estado de flujos de efectivo sustituye al antiguo cuadro de financiación del PGC 1990, configurándose ahora, bajo el NPGC, como una cuenta anual en sí mismo.

– Análisis del estado de flujos de efectivo.

Se incluirá dentro de la memoria de aquellas empresas que no puedan, por sus características económicas, formular cuentas abreviadas; su periodicidad de formulación será de al menos, uno al cierre del ejercicio.

La NIC núm 1 lo establece como uno de los componentes obligatorios de los estados financieros completos, debindo informar acerca de los flujos de efectivo habidos durante el ejercicio, clasificándolos entre actividades de explotación (FEE), de inversión (FEI) y de financiación (FEF). (Sobre las normas y criterios de preparación, consultar NIC núm 7)

1. Flujos de efectivo procedentes de las actividades de explotación

Son principalmente los generados por las actividades principales de la empresa, así como por cualquier otra actividad que no se incluya como de inversión o financiación.

Las variaciones ocasionadas por estas actividades se mostrarán por su importe neto, salvo las que deban informarse separadamente en lugar habilitado para ello (intereses, dividendos recibidos e impuesto sobre beneficios).

A estos efectos, el resultado del ejercicio antes de impuestos será objeto de corrección para eliminar los gastos e ingresos que no hayan producido un movimiento de efectivo e incorporar las transacciones de ejercicios anteriores cobradas o pagadas en el actual, clasificando separadamente los siguientes conceptos:

a) Los ajustes para eliminar:

– Correcciones valorativas, tales como amortizaciones, pérdidas por deterioro de valor, o resultados surgidos por la aplicación del valor razonable, así como las variaciones en las provisiones.

– Resultados por ventas de inmovilizado o de otros instrumentos financieros.

– Remuneración de activos y pasivos financieros cuyos flujos de efectivo deban mostrarse en otros apartados.

b) Los cambios en el capital corriente originados por diferencias temporarias entre la corriente real y monetaria de la operación.

c) Intereses y dividendos, incluidos los contabilizados como mayor valor de los activos.

d) Correcciones procedentes del impuesto sobre beneficios.

2. Flujos de efectivo por actividades de inversión son los pagos que nacen de:

– Adquisición de activos no corrientes y otros activos no incluidos en el efectivo

– Otros activos líquidos equivalentes (inmovilizados intangibles, materiales, inversiones inmobiliarias o inversiones financieras).

– Cobros procedentes de su enajenación o de su amortización al vencimiento.

Si para la realización de la actividad de inversión, se ha acudido a fuentes de endeudamiento externo, estos flujos no deberán estar clasificados como de inversión, ya que subyace un acto de financiación.

3. Los flujos de efectivo por actividades de financiación comprenden:

– Cobros procedentes de la adquisición por terceros de títulos valores propios

– Cobros procedentes de préstamos u otros instrumentos de financiación procedentes de terceros.

– Pagos realizados por amortización o devolución de las cantidades de los anteriores.

– Pagos a favor de los accionistas en concepto de dividendos.

Deja un comentario

RECUERDE QUE

El único objetivo de este blog es meramente informativo y en ningún caso supone asesoramiento profesional. Los textos y cualquier otra información aquí publicada están destinadas a un uso meramente informativo y documental. El autor o los autores de este sítio, no se hacen responsables de posibles inexactitudes en el contenido, ni de posibles perjuicios por su utilización. Los únicos textos que tienen validez jurídica son los publicados en los Boletines y Diarios Oficiales.

Creative Commons License