Contabilidad, fisalidad, laboral y linux en Canarias.

Deterioro de activo: Las antiguas provisiones.

Las pérdidas por deterioro, según el NPGC, son correcciones valorativas que reflejen la pérdida de valor de un elemento con respecto a su valor de mercado.

Podemos distinguir entre los siguientos tipos, según el activo del que procedan estas diferencias de valoración:

Pérdida por deterioro de elementos del activo fijo o no corriente.

Además de la amortización contable para recoger la depreciación de los activos, sobre los elementos del inmovilizado material, intangible e inversiones inmobiliarias se puede dotar una corrección valorativa que refleje el menor valor de mercado que les corresponda, siendo el gasto contabilizado de esta corrección, deducible en el ejercicio en que se contabilice, siempre que se perduren las causas que la originaron.

Pérdida por deterioro de activos financieros

Según el PGC NRV 9ª, los activos financieros se califican como sigue:

* Préstamos y partidas a cobrar: Valores representativos de deuda que no se
negocian en un mercado activo.

Al cierre del ejercicio para calcular el deterioro habremos de comparar el coste amortizado frente al valor actual de los flujos de efectivo esperados de estos activos financieros. Cuando desaparezcan las causas que motivaron el deterioro debe registrarse la reversión como ingreso.

* Inversiones mantenidas hasta el vencimiento: Valores representativos de deuda que se negocian en un mercado activo y que la empresa tiene la intención y capacidad de conservar hasta la fecha de su vencimiento. Al cierre del ejercicio debe determinarse igualmente el posible deterioro, si lo hubiera.

Cuando desaparezcan las causas que motivaron el deterioro deberá registrarse la reversión como ingreso.
* Inversiones en el patrimonio de empresas del grupo, multigrupo y asociadas: las participaciones en estas empresas se valoran inicialmente por su coste. No obstante, al cierre del ejercicio debe calcularse, como en los anteriores casos, el posible deterioro por comparación con su valor razonable o valor actual de los flujos de efectivo futuro.

En este caso, también puede calcularse por comparación con el patrimonio neto de la entidad participada corregido por las plusvalías tácitas existentes en el momento de la valoración. Cuando desaparezcan las causas que motivaron el deterioro debe registrarse la reversión como ingreso.
* Activos financieros disponibles para la venta: Incluyen valores representativos de deuda como por ejemplo instrumentos de patrimonio de otras empresas no clasificables en categorías anteriores, computándose el posible deterioro en comparación con su valor razonable. El incremento de valor posterior revierte como ingreso contable, salvo que corresponda a instrumentos de patrimonio, en cuyo caso, la reversión de valor se realiza en el patrimonio neto y no como ingreso del ejercicio.

Pérdidas por deterioro de préstamos y partidas a cobrar

Deben realizarse las correcciones valorativas que procedan, dotándo el correspondiente deterioro en función del riesgo por insolvencias con respecto al cobro de los activos de que se trate.

Pérdidas por deterioro de existencias

Cuando el valor de mercado de las existencias sea menor a su precio de adquisición o a su coste de producción. Dotar a estos efectos la pertinente pérdida por deterioro siempre que la misma sea reversible.

Entradas relacionadas

Deja un comentario

RECUERDE QUE

El único objetivo de este blog es meramente informativo y en ningún caso supone asesoramiento profesional. Los textos y cualquier otra información aquí publicada están destinadas a un uso meramente informativo y documental. El autor o los autores de este sítio, no se hacen responsables de posibles inexactitudes en el contenido, ni de posibles perjuicios por su utilización. Los únicos textos que tienen validez jurídica son los publicados en los Boletines y Diarios Oficiales.

Creative Commons License