Contabilidad, fisalidad, laboral y linux en Canarias.

Contabilidad de las bonificaciones por formación en la Seguridad Social.

Contabilidad de las bonificaciones por formación en la Seguridad Social.
Contabilidad de las bonificaciones por formación en la Seguridad Social.
Rate this post

El crédito formativo que vimos se va otorgar a los trabajadores por la nueva reforma laboral 2012, puede presentar distintas acepciones en su forma de contabilizar el uso de este crédito formativo.

Contabilidad de las bonificaciones por formación.

La Orden TAS/2307/2007 establece, en su artículo 5.1.a), como obligación de la empresa beneficiaria,

“Identificar en cuenta separada o epígrafe específico de su contabilidad todos los gastos de ejecución de las acciones formativas y permisos individuales de formación, así como las bonificaciones que se apliquen, bajo la denominación o epígrafe de “formación profesional para el empleo”

En caso de agrupaciones de empresas mediante acuerdos escritos para el desarrollo de acciones formativas, el gasto contable derivado de las mismas, se imputará a la cuenta de resultados en función del gasto desarrollado, identificado a razón de las facturas recibidas por los costes de tal formación. Art. 17 de la Orden TAS/2307/2007

“Las empresas agrupadas serán responsables de las bonificaciones aplicadas en sus boletines de cotización que, en todo caso, estarán soportadas por las facturas, anotadas en su contabilidad, relativas a la organización e impartición de la formación.”

Tambien cabe resaltar al respecto, el Art. 2 sobre la normativa reguladora,

“Las bonificaciones mediante las que se financie la formación de demanda no tienen carácter subvencional de conformidad con lo dispuesto en el artículo 2.4.g) de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones”

Como existe mucha controversia acerca de la imputación y contabilización de los correspondientes ingresos vía bonificación de la seguridad social por este nuevo crédito formativo surgido vía reforma laboral 2012, voy a exponer aquí mi forma de ver esta problemática:

El coste normal, de una nómina, en plan burdo, se compone de:

  • Salario bruto: La retribución bruta mensual o “Total devengado” tal como figura en nómina, y
  • Salario neto: O cantidad efectiva que se abona al trabajador, después de descontar su parte proporcional de IRPF y los conceptos de seguridad social que corren a su cargo.
En él vemos como la empresa soporta un coste por los Seguros Sociales, que digamos está dividido en varios conceptos. A lo que vamos. El coste que la empresa soporta para el nacimiento del crédito formativo que nos ocupa, nace de uno de estos conceptos, concretamente, el de “Formación profesional: 0,60%”, que es soportado íntegramente por la empresa
Es en este punto donde la empresa ha de dilucidar que es lo que le supone este crédito:
  • No se usa el crédito formativo: No realizaríamos ningún apunte extra. La empresa soporta el gasto como más importe de los seguros sociales.
  • Uso del crédito formativo: Desde el punto de vista del trabajador, supone una mejora de sus conocimientos, pero desde la perspectiva empresa, ¿Es ésto un activo real para la misma? ¿y si el trabajador no aprovecha el curso, no es ésto un pasivo para la entidad que paga esas horas?

Pueden haber muchas consideraciones y/o interpretaciones, pero algo es cierto mayormente: la empresa paga la seguridad social, y contabiliza tal pago como un gasto, se use o no el crédito formativo.

Estos gastos mensuales, dan lugar a un nuevo crédito formativo, como hemos dicho, que el trabajador puede usar para formarse, y la empresa puede aprovechar internamente para realizar acciones formativas “personalizadas” o “específicas”; la hipotética factura de todo ello, será bonificada a través de una deducción en los seguros sociales, que desde el punto de vista contable sí que debería tener reflejo.

Por ello, directamente la fundación tripartita desde su portal web, insta a las organizaciones que usen este crédito formativo para añadir valor a sus empleados, que tal deducción sea considerada como subvención, en contra de lo indicado anteriormente a través del art.2 de la propia normativa reguladora, razón por la cual, ya tenemos controversia de criterios.

Personalmente, y de acuerdo a lo expuesto personalmente en lo anterior, la consideración de esta bonificación, no pienso que esté directamente relacionada con una corriente real de ingresos para la sociedad; bien es cierto que su dinámica se asemeja mucho al funcionamiento de una subvención, en tanto en cuanto, presentamos facturas de gastos para contraponer un ingreso recibido para un determinado fin, que en este caso sería la formación. Pero insisto no hay un ingreso real, como sí sucede en la obtención de una subvención.

Así pues, concluimos que la obtención de estas bonificaciones, deberían contabilizarse como una minoración del gasto por seguridad social. ¿Pero como?

Opción 1.- Minoramos en los seguros sociales del mes de aplicación de la bonificación.

Opción 2.- Consideramos la bonificación como otro gasto social, deduciéndolo de los seguros sociales del o los meses afectados por el crédito formativo.

Opción 3.- Creamos cuenta de ingreso por el importe de la factura de la formación.

  • Dado su carácter específico , es posible crear una cuenta contable en el subgrupo 74 «Subvenciones a la explotación», que se podría denominar y numerar como «Ingresos por formación en el empleo».
  • En cuentas del subgrupo 75 «Otros Ingresos de Gestión».

 

Entradas relacionadas

RECUERDE QUE

El único objetivo de este blog es meramente informativo y en ningún caso supone asesoramiento profesional. Los textos y cualquier otra información aquí publicada están destinadas a un uso meramente informativo y documental. El autor o los autores de este sítio, no se hacen responsables de posibles inexactitudes en el contenido, ni de posibles perjuicios por su utilización. Los únicos textos que tienen validez jurídica son los publicados en los Boletines y Diarios Oficiales.

Creative Commons License

×
Dudas particulares, sólo vía blog, para conocimiento de tod@s.