Contabilidad, fisalidad, laboral y linux en Canarias.

Consideraciones sobre el salario de los administradores

Consideraciones sobre el salario de los administradores
Rate this post

En varias ocasiones me he tropezado con la duda de acerca de si los salarios de los administradores únicos de una sociedad, son o no deducibles del Impuesto de Sociedades. Por ello, y tras una breve introducción, pasaremos a analizarlo.

HÃ¥kan

Los gastos de personal son aquellos devengados por personas ajenas a la empresa como contraprestación de servicios a la misma, constituyendo un derecho para éstas personas y una obligación -asumida mediante muy distintas formas- para la sociedad.

Conceptos admitidos como gasto de personal de administradores.

Constituyen gasto de personal, junto a los sueldos y salarios, conceptos como:

  • Pluses y compensaciones.
  • Gastos de representación.
  • Pagas extraordinarias.
  • Participaciones en beneficios.
  • Remuneraciones de conmemoraciones o eventos.
  • Primas e incentivos.
  • Retribuciones en especie.
  • Aportaciones en concepto de herramientas o vestuario de trabajo.
  • Cantidades correspondientes a vacaciones reglamentarias y enfermedad.

De acuerdo con el principio del devengo (el gasto ha de corresponderse con el periodo de la actividad, se haya o no satisfecho el pago), y siempre que estos gastos se encuentren contabilizados, se admite la deducibilidad fiscal, como bien es sabido.

Salarios de los administradores y socios de la sociedad.

Que ha de considerarse pues, como concepto salarial de la función de administrador societario, es una cuestión que la sociedad ha de delimitar, de forma que:

  1. Deben constar en los estatutos de la sociedad, cualquiera que sea la forma y plazo que vayan a tener. Siendo así, éstos, van a ser deducibles incluso si constituyen una partición de las ganancias (máximo 10 % sobre el beneficio líquido o repartible). Eso sí, la AEAT no va a “permitir”, si nos pide los papeles, valoraciones superiores a la de mercado, pudiendo corregir estas cantidades; entraríamos aquí en el terreno de las operaciones vinculadas.
  2. Tratándose de socios que prestan su trabajo de forma directa a la sociedad (independientemente del régimen de la seguridad social al cuál estén adscritos), el importe de estos sueldos y salarios es considerado gasto de personal (esto se pone de manifiesto con más facilidad si los socios propietarios son los únicos trabajadores, algo muy común en el mundo de las nanopymes) y deducible fiscalmente.

 Al igual que en el punto 1, la Srta. AEAT puede comprobar que no nos excedamos del valor de mercado, y puede incluso considerar los excesos sobre de éste como aportaciones a los fondos propios, haciéndonos tributar por la diferencia hasta el valor de mercado, que no es gasto deducible.

En el caso de que el/los administradores solo realicen tareas de administración y control (es decir, no sean trabajadores del tráfico habitual que además dirigen, sino que solo dirigen a otros currantes de la nómina de la empresa), si está contabilizado y reflejado en los estatutos, no encuentro en la ley del impuesto sobre sociedades nada que diga que no sea deducible.

Creative Commons License Photo Credit: Tomas Jansson via Compfight

Entradas relacionadas

RECUERDE QUE

El único objetivo de este blog es meramente informativo y en ningún caso supone asesoramiento profesional. Los textos y cualquier otra información aquí publicada están destinadas a un uso meramente informativo y documental. El autor o los autores de este sítio, no se hacen responsables de posibles inexactitudes en el contenido, ni de posibles perjuicios por su utilización. Los únicos textos que tienen validez jurídica son los publicados en los Boletines y Diarios Oficiales.

Creative Commons License

×
Dudas particulares, sólo vía blog, para conocimiento de tod@s.